‘Lost’ no tendrá ‘spin off’

14 10 2010

Lost no tendrá spin off, al menos en el corto plazo, según anunció hoy, a preguntas de Público, el productor ejecutivo y guionista de la mítica serie, Carlton Cuse, que estará hasta mañana en Madrid para dar una clase magistral a alumnos de cine y televisión de la Fundación Autor.

“Tuvimos mucha suerte con poder contar la historia de Lost”, explicó Cuse, que dejó claro que los creadores no tienen planes por ahora de plantear un spin off (una nueva serie creada a partir de la original), si bien dejó una puerta abierta a la esperanza para los millones de fans que esta ficción tiene en todo el mundo: “De aquí a dos años, quizá”.

Otra cosa, aclaró, será que los estudios Disney, propietarios de la serie, decidan seguir usando la marca en otros productos para televisión o cine, aunque al margen de los creadores de la ficción, algo que no descarta.

En cualquier caso, Cuse dejó claro que a partir de ahora trabajará en proyectos distintos, aunque antes se tomará dos años de vacaciones merecidas “tras seis años de trabajar 68 horas a la semana”. “Las ideas tienen que ver con temas diferentes, no tengo la necesidad específica de hacer otra serie como Lost; no haré otra serie tan enrevesada”, indicó Cuse, que admitió que “los retos narrativos” de la serie cuyo final se convirtió en un acontecimiento global eran “enormes”.

En un encuentro con la prensa española antes del inicio de su clase magistral, a la que asistieron alumnos tan ilustres como el responsable de ficción de TVE, Fernando López Puig, el guionista de Lost atribuyó a dos claves el éxito de la serie.

En primer lugar se refirió al hecho de que la serie no estuviera rodada en un “escenario americano, sino en una isla misteriosa del Pacífico”, lo que permitió quitarle la etiqueta de producto “regional” y le abrió las puertas al resto del mundo. En segundo lugar, destacó la importancia del uso de las metáforas, y reconoció en este sentido que la Biblia había sido una de sus fuentes de inspiración, así como la propia construcción de los personajes, unas personas “perdidas en su vida” con las que “todo el mundo se siente identificado”.

En cualquier caso, reconoció que sus creadores nunca pensaron en que la serie fuera a obtener un éxito de tal calibre (“nadie pensó que fuera a durar más de 12 meses”) aunque tampoco es de extrañar en el mundo de la televisión, donde “es imposible anticipar un éxito o un fracaso”.

Plantear un “desafío” a la audiencia

Para Cuse, además de haber inspirado a “muchos creadores”, Lost podría marcar una tendencia a la hora de hacer que los responsables de otras series se atrevan también a plantear “desafíos” a la audiencia.

A su juicio, Lost forma parte, junto con otras ficciones como Prision Break, de una de las dos categorías de ficciones que existen en televisión: la de aquellas que tienen un inicio, un nudo y un final.

La otra es la formada por las series-franquicia, tan de moda siempre en la televisión estadounidense, que narran en forma de serial interminable las vicisitudes de distintos profesionales como policías, médicos o abogados.”Pueden durar muchísimos años”, agregó.

“En el caso de Lost tuvimos suerte de poder negociar un final sin precedentes en la televisión americana”, explicó Cuse, que recordó que “nadie había anunciado un final con tres años de antelación” y destacó la gran “libertad creativa” con la que contaron desde el principio, precisamente gracias a que “nadie pensó que Lost fuera a ser un éxito tan rotundo”.

Sí reconoció que, cuando el público empezó a responder, hubo cierta “presión” desde la productora para eliminar “elementos extraños”, aunque tras la segunda temporada les dejaron hacer lo que quisieron.

Lo más difícil: matar personajes

Por otro lado, Cuse explicó que, a la hora de construir los personajes, siempre confió en la “colaboración orgánica” con los actores que les daban vida. “Lo más importante para elaborar un personaje de televisión es escucharle a través de la interpretación del actor, que deja al descubierto sus fortalezas y debilidades”, explicó el guionista, que hubo personajes que debían odiarse y que acabaron siendo amigos precisamente por la química entre los actores.

En cualquier caso, Cuse reconoció que “lo más difícil” a la hora de hacer la serie fue “matar personajes”. Aunque es una faena para el actor, que debe buscarse otra serie para trabajar, Cuse defiende que “matar personajes es necesario” para dar dinamismo a la ficción. “Comenzamos a matar personajes para decirle a la audiencia que íbamos a hacer lo que quisiésemos”, dijo.

Por último, tras animar a los futuros guionistas a “asumir todos los retos sin miedo a fracasar”, Carlton Cuse descartó crear series para Internet a partir del éxito de productos como Lost en las redes sociales, ya que “en términos de contar historias no creo que funcione tan bien”.

“Me queda a años luz todavía”, agregó el productor, que piensa sin embargo que Internet es “un canal de distribución de productos fantástico” y una buena plataforma para que la gente que empieza pueda sortear las dificultades económicas. “Si tuviera 23 años y estuviera empezando sí haría algo para Internet”, admitió.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: